BRINDANDO SOBRE LOS ESCOMBROS

Entrada destacada

ALEF NETWORK: EL ENCUBRIMIENTO TELEVISADO

En la primera parte de esta nota  ( LA CENSURA QUE DERRIBO UN CANAL )  se refirieron algunas de las consecuencias de las revelaciones que d...

viernes, 29 de mayo de 2015

SE VIENE EL HOMENAJE A MENEM

                                                           


El ex titular de la SIDE Miguel Angel Toma fue objeto de un amistoso y apologético reportaje en Radio Jai por parte de su director, quizás anticipatorio de futuras reivindicaciones a responsables de la impunidad como Carlos Menem y Hugo Anzorreguy.  En el año 2003 publiqué "Caso AMIA-La Deuda Interna",  donde referí los frustrados intentos de Toma de impedir que  se conocieran en el juicio las irregularidades de la SIDE en la investigación del atentado, prohibiendo declarar a sus agentes.  Incluso, hoy día, en este nota radial dice que "no sabe" de dónde salieron los U$400.000 del soborno a Telleldín,  probadamente suministrados por la SIDE.    Sobre este y otros "detalles",  en esta encantadora charla  Miguel Steuerman nada le pregunta, mientras defiende a Beraja y relativiza las escandalosas irregularidades de la causa.


CAUSA AMIA
''Sabemos perfectamente quiénes son y cómo se hizo el atentado''
Miguel Angel Toma, ex titular de la SIDE en 2002, aseguró en Radio Jai que las pruebas contra los iraníes implicados en la causa AMIA son muy claras. “Cuando Interpol pide las circulares rojas para detener a una persona, es porque evaluó las pruebas contra la misma. Interpol tiene reglas muy rígidas para emitirlas”, destacó. Además, disparó contra el piquetero Luis D’elía, a quien acusó de ser “pagado por el terrorismo iraní”, y contra Sergio Burstein, familiar de una de las víctimas de la AMIA y que es muy afín al kirchnerismo: “Tiene intereses económicos para ser funcional al gobierno”.

Lo que en esta increíble entrevista no se le preguntó es porqué en el juicio oral como jefe de los servicios de inteligencia del Estado Toma se negó a que se levantara el secreto sobre los sumarios internos respecto de las irregularidades de la SIDE, y a que los agentes reclamados por el Tribunal Oral Federal 3 pudieran declarar sobre los puntos oscuros de la investigación. Firmó como Secretario de Inteligencia junto al presidente Eduardo Duhalde dos decretos restringiendo esa posibilidad. Y cuando el Tribunal Oral declaró la inconstitucionalidad de esas disposiciones, Toma apeló ante el Tribunal de Casación, con lo cual el juicio oral terminaría antes que esta cuestión fuera alguna vez resuelta. Y así habría ocurrido, de no ser por las decisiones tomadas semanas después por el nuevo gobierno de Néstor Kirchner y el Secretario de Inteligencia Sergio Acevedo a pedido de la AMIA,  levantando el secreto y la prohibición por decreto. 
En el apologético reportaje no existió ninguna pregunta “incómoda” sobre las irregularidades de la SIDE cuyas evidencias brotaron como hongos día a día en el juicio oral. Tampoco sobre su decisión de no levantar el secreto.
Hubiera sido interesante saber,  además,  cómo logró que el testigo "C" modificara su declaración anterior donde imputó a Carlos Menem de haber cobrado una millonaria suma de dinero de los iraníes,  en un banco suizo en el que casualmente apareció una suculenta cuenta a nombre de la familia del riojano.
Tampoco fue preguntado sobre los varios casos de agentes de la SIDE declaradamente nazis y antisemitas que no sólo revistaban en esa repartición del Estado, sino que fueron comisionados a “investigar” el atentado a la AMIA por la propia SIDE. Además de referirnos a Galimberti y a Guglielminetti (colaborador de la querella DAIA), podemos recordar que en 1994 periodistas del diario “La Prensa” habían descubierto a un “coronel Solís” como miembro de un “grupo Cabildo” de la SIDE de ideología nazi, investigando el atentado (“El Zorro en el Gallinero”, “La Prensa” 28-11-94). A raíz de un juicio por injurias que se desarrolló como consecuencia de las notas periodísticas, los periodistas Sergio Moreno y Laura Términe ofrecieron entre sus testigos al secretario y al subsecretario de la SIDE del gobierno de Alfonsín. Bajo juramento, el ex Secretario Facundo Suárez declaró que “al asumir, nuestro mayor problema era persuadir a los agentes que el enemigo no es una conspiración de judíos y comunistas”.  El subsecretario de Inteligencia, Ricardo Natale, declaró en términos similares, agregando que quienes tenían ideas progresistas y además eran judíos eran considerados “subversivos y antinacionales”, según dijo.  Concurrí a esas audiencias, a las que la DAIA jamás asistió.   No fuera cosa que surgieran vinculaciones incómodas.

Este tipo de notas evidencia que frente al cercano juicio por el encubrimiento del atentado, se van a desarrollar sugestivas campañas de reivindicación de los acusados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario